GeomarketingGuía de Geomarketing para principiantes

30 de junio, 2014
https://www.quanticsolutions.es/wp-content/uploads/2020/02/mediapost-quantic_mini-1100x574.jpg

“Cinco formas de mejorar tus acciones de Geomarketing” o “Geomarketing: la estrategia que reportará más beneficios a tu empresa”. Es más que probable que estos titulares os resulten familiares… y hasta incluso exprimidos hasta la saciedad. Y es que cada día se encuentran nuevas aplicaciones, usos o estrategias para complementar tu negocio a través del Geomarketing. Pero, ¿y si antes nos paramos a analizar todos los atributos y agentes que intervienen esta práctica?

¿Qué es el Geomarketing?

El Geomarketing es una herramienta que permite sacar partido al uso del conocimiento de la ubicación -tanto de clientes, como de competidores, puntos de venta…- para dirigir los esfuerzos de marketing. Asimismo, gracias a la utilización de la cartografía digital, es capaz de organizar y mostrar los datos arrojados en un mapa digital con el fin de potenciar la revisión de las campañas y la toma de decisiones.

La cartografía digital permite a los comerciantes y benefactores de esta práctica analizar y segmentar los datos por regiones geográficas -barrios, periferia, zona cercana al negocio…- o la ubicación física específica a fin de dibujar un escenario que facilite la toma de decisiones de la línea estratégica a seguir. Los avances e innovaciones en el panorama tecnológico actual, unidos a los datos de localización disponibles a través de las Redes Sociales y los dispositivos móviles, dotarán de valor al enfoque de la geolocalización que sigue aumentando en potencia, capacidad y alcance.

¿Cuáles son las aplicaciones del Geomarketing?

Entre las principales podemos destacar:

  • Identificar las localizaciones más destacados para publicitarse
  • Mostrar un contenido u otro en función de la localización del cliente que acuda a la página web
  • Ofrecer contenido publicitario a medida según la localización del potencial cliente
  • Segmentación de clientes por zonas geográficas
  • Determinar el área de influencia

¿A quiénes podemos llegar?

Clientes locales: Si tienes un comercio y estás interesado en publicitarlo, puedes utilizar el Geomarketing para identificar a tus clientes e impactar a través del envío de folletos. Por otro lado, si estás interesado en ampliar tus cotas empresariales con la apertura de un nuevo establecimiento, puedes peinar las zonas en busca de la localización que mejor se adecue a tus requerimientos: la zona que presenta mayor demanda o la que más se ajuste al perfil de cliente tipo.

Usuarios de Internet: Si tu comercio posee página web, puedes usar la información de la ubicación de tus visitantes para establecer modelos y mostrar a cada usuario lo que sea de mayor interés para él. Es decir, si se recibe una visita procedente de Reino Unido, la página web se mostrará en ingleś en vez de español. Igualmente sucede con las ofertas, la geolocalización nos permitirá impactar a los potenciales clientes tomando como base su ubicación, así pues, si nuestro establecimiento se encuentra en el barrio de La Latina de Madrid, los usuarios más cercanos a ese emplazamiento, o que residan en el barrio serán más susceptibles de ser captados.

Dispositivos móviles: ¿Has estado paseando y de repente te has encontrado con una notificación push en tu smartphone sobre una oferta concreta de un bar, local o comercio que tienes cerca? ¡También es culpa del Geomarketing!

Apps y redes sociales: Foursquare tiene mucho que decir en esto. Es una aplicación móvil que se nutre de la geolocalización y a modo de juego permite ‘regentar’ los sitios que más has visitado. En este sentido, es de gran valor obsequiar a tu clientela con ofertas de servicios y productos a través de esta plataforma. Por ejemplo, una tapa gratis con su consumición por cada check-in en Foursquare.

¿Quiénes emplean el Geomarketing?

Las empresas mejor situadas para el uso de esta praxis son las que basan su negocio en las telecomunicaciones y el aprovisionamiento de servicios móviles. Sin embargo, no existe una regla por la cual impida a una compañía la realización de estrategias sustentadas en la geolocalización, ya que la tecnología hace que sea asequible incluso para las empresas más modestas.

Sin faltar a la verdad, es cierto que cuanto más potente sea la marca que incorpore esta estrategia, más alcance y mejores resultados obtendrá. Por ello y gracias a las herramientas GIS (Geographic Information Software) pueden obtenerse y cruzarse una gran cantidad de datos a fin de poder trazar modelos que lancen indicios de hacia dónde debe moverse la actividad empresarial.

¿Y cómo lo usa un negocio?

En un plan de Geomarketing, los datos de los clientes se almacenan en las bases de datos de la compañía, a su vez se extraen de una gran variedad de fuentes -transacciones en línea, dispositivos móviles, tarjetas de fidelización, correos electrónicos, suscripciones a newsletters…- y se aplican en los mapas digitales. A continuación, en función de los objetivos comerciales de cada negocio, estos datos se analizan y se tratan para asegurar la viabilidad de una realización de una oferta o una promoción. Por último, y por medio de herramientas de medición de campañas se pueden sacar en claro nuevas oportunidades que ayuden a una ampliación del mercado.

Por último y no menos importante, en busca de la máxima eficacia, los sistemas de Geomarketing se deben mantener al día. Los mapas y los datos de los clientes deben ser actualizados periódicamente y se deben emplear medidas de control de calidad para asegurar que la información sea fidedigna.

Y para finalizar con esta guía os dejamos un vídeo explicativo.

https://www.youtube.com/watch?v=Chr3uShWe8A

¿Te ha sido útil esta guía? Si es así, coméntanoslo… ¡y compartela!

https://www.quanticsolutions.es/wp-content/uploads/2019/07/Logotipo-_Footer-_2.png
SOBRE NOSOTROS

Quantic es la unidad de negocio de Mediapost especializada en smart data, business intelligence, inteligencia artificial y geomarketing.

© Mediapost Spain SL 2015. Todos los derechos reservados