Conocer exactamente el perfil de las empresas que conforman tu área de captación de clientes, identificar su impacto en el mercado y la posición que ocupan tus competidores son pasos imprescindibles si quieres aumentar los beneficios de tu negocio, no limitarte a sobrevivir. Esto se puede conseguir si eres capaz de ver y, obviamente, aplicar las ventajas que te ofrecen tanto el geomarketing como la gestión integral de datos a tu negocio B2B.

El posicionamiento en un mapa de las empresas a las que quieres incluir en tu cartera de clientes no sólo te permite desarrollar estrategias de comercialización B2B exitosas sino que, además, te puede ayudar en la toma de decisiones, algo de vital importancia para aumentar el rendimiento de tu compañía y reducir los costes.

¿Cómo ayuda el geomarketing al B2B?

Imagina, por ejemplo, que eres una gran compañía industrial y necesitas diseñar una estrategia de compra, almacenamiento y distribución de productos que reduzca tus costes. Gracias a la aplicación de técnicas y herramientas de geomarketing podrás:

Segmentar las actividades, tamaños y procesos industriales de los clientes top de tu empresa para seguir tratándolos con la exclusividad que se merecen.

– Dimensionar cada segmento de negocio en el mercado y detectar oportunidades de crecimiento.

– Identificar en un mapa dónde están los centros de producción y almacenaje que más te convienen, así como la presencia de clientes potenciales por código postal.

De esta manera, podrás repartir de forma óptima a tu equipo de comerciales y de distribución (ya sean externos o internos), planificar sus rutas e incluso controlar todos estos movimientos, por ejemplo, a través de una aplicación móvil, dando así un paso más hacia la digitalización y la excelencia en el servicio.

Se trata, en definitiva, de vender más y mejor aplicando el geomarketing a tu negocio B2B, identificando los “huecos” libres de mercado y yendo a por ellos de forma inteligente.

Utiliza esa información de valor en tu beneficio

Otra de las ventajas de utilizar el geomarketing en mercados como el industrial es que aún no son muchas las compañías que lo están usando, por lo que podrás crear una relación espacial entre tu empresa, tus proveedores y tus clientes, además de encontrar una vía para reducir costes y optimizar procesos.

Por si fuera poco, tu estrategia de geomarketing te revelará una información de gran valor que, si no quieres dejar de ser competitivo en el mercado, tendrás que aprender a integrar dentro de tu organización para sacar la máxima rentabilidad.

No es un factor baladí. Según el último informe realizado por Forbes Insights y EY, titulado ‘Data & Advanced Analytics survey’, el 66% de las compañías globales que han conseguido desarrollar una estrategia de advanced analytics bien definida han logrado mejorar sus márgenes operativos y beneficios en, al menos, un 15%.

Este estudio también apunta a que, en los próximos dos años, más de la mitad de las empresas españolas (57%) tiene previsto invertir al menos diez millones de dólares en recursos de analytics, es decir, en herramientas y expertos en análisis de datos con los que identificar oportunidades de negocio, actuar y medir los resultados.

Esto significa que, si puedes, lo mejor es que empieces en tu compañía cuanto antes. Principalmente, para adelantarte a la competencia y comprobar antes que nadie cuáles son los beneficios de integrar la gestión de datos la empresa, que no son sólo económicos y/o financieros. Entre ellos, podemos destacar los siguientes:

  • Desarrollo de estrategias de negocio basadas en el análisis de datos que mejoran sustancialmente la toma de decisiones y reducen al mínimo los riesgos.
  • Creación de nuevos productos y/o servicios o rediseño de los ya existentes en función de la demanda de la cartera de clientes.
  • Mejora de la accesibilidad y la fluidez de la información dentro de la propia empresa.
  • Utilización de la inteligencia artificial y los modelos predictivos y prescriptivos para enfrentarse y afrontar futuros cambios.
  • Evaluación y medición más rápida y efectiva del valor generado por tu negocio.