El marketing basado en la localización es el futuro. Aquí algunas de las marcas que encabezan y lideran esta estrategia.

El Geomarketing ha transformado el sector del retail en los últimos años. Hoy día, usar una estrategia de localización de datos no es un lujo sino una necesidad para todas aquellas marcas que están buscando conectarse con los clientes de forma personalizada y, sobre todo, relevante.

Por eso, y porque imitar las cosas que funcionan bien puede ser una de las mejores estrategias para crecer, os contamos el caso de 3 marcas de Retail que han triunfado con el Geomarketing y que han sido analizadas por el equipo de Firebrand Group, expertos en el estudio de las nuevas tendencias en geomarketing.

Case Study: Barneys New York

Barneys, el famoso centro comercial neyorkino, se decidió a digitalizar recientemente su buque insignia en Manhattan implementando un completo modelo en red basado en equipar a todos sus empleados con iPads para proporcionar una experiencia de compra más personalizada.

El funcionamiento es el siguiente: si interactúas con la app móvil, recibes un mensaje directo pidiéndote que actives sus notificaciones. De este modo, Barneys sabrá tu localización y la usará para saber cuál es tu proximidad a uno de sus comercios. Habrá quienes opten sólo por recibir contenido editorial del magazine de Barney, pero habrá otros clientes que recibirán notificaciones basadas en sus hábitos de compra, pudiéndoles ofrecer así una experiencia mucho más personalizada.

Además de promocionar los centros de Barneys y sus productos, la app móvil también ofrece recomendaciones de restaurantes cercanos y otros servicios o atracciones en el barrio. Es el Customer Centric de Barneys, que ha conseguido que, en vez de ser considerado por los clientes como una intrusión en su privacidad, se entiende más bien como un guía local que te conoce y sabe lo que te gusta comprar, comer o ver.

Eso sí, como recuerdan los especialistas en geomarketing, siempre con cuidado con el tipo de contenidos que se comparten, ya que demasiadas notificaciones promocionales pueden hacer que el cliente elimine la app y nos abandone o, si son demasiado pocas, puede que no resulte nada rentable mantener esta estrategia para la marca.

Case Study: Herradura Tequila

Otra marca que ha sabido utilizar a la perfección el geomarketing en sus retails es la marca premium de tequila Herradura, que se alió con Foursquare para crear una campaña de geolocalización con la que dar a conocer sus productos entre los consumidores de bebidas espirituosas premium.

Foursquare cogió la lista de retails que venden Herradura y, gracias a la incorporación de los datos de localización de los teléfonos móviles, orientó los anuncios a consumidores que habían frecuentado (o estado cerca) de los negocios que venden esta marca. La plataforma también usaba predicciones basadas en patrones de comportamiento del pasado para mostrar anuncios a aquellos consumidores que tenían más probabilidades de comprar alcohol premium.

A diferencia de un retail, una marca de alcohol no suele tener una relación directa con los consumidores finales. Por eso, campañas de conocimiento como las de Herradura son parte fundamental de las estrategias de marketing para las marcas. No en vano, en este caso, Herradura consiguió aumentar en un 23% el número de visitas a los retails que vendían sus bebidas premium.

Es decir, que los datos de ubicación ofrecen a todas las marcas ideas importantes sobre cómo compra su público objetivo, lo que a su vez afecta a la forma en que se comercializan sus productos. En el caso de Herradura, pudieron ver qué tipo de contenido funciona mejor para que la gente compre (si a través de un vídeo, un banner o un anuncio emergente) pero también dónde y cuándo es más probable que una persona compre sus productos.

Case Study: Lowe’s

El retail de bricolaje Lowe’s ha sido uno de los pioneros en usar robots en sus tiendas. Lo lleva haciendo desde hace dos años, cuando empezaron a testar la efectividad de los denominados como ‘LoweBots’ en 11 de sus tiendas. En cada una de ellas, había varios LoweBots que, gracias a estar programados para usar un lenguaje natural y para distinguir entre personas y objetos inanimados, podían responder a las preguntas de sus clientes. Además, estos robots están equipados con sensores para que, si una persona está parada en la sección de muebles, por ejemplo, se acerque uno de ellos y le ofrezca asistencia o productos que pueda necesitar.

En definitiva, nos encontramos con marcas que han optado por implementar el geomarketing en sus estrategias como un elemento imprescindible y que están consiguiendo no sólo adelantarse a su competencia sino mejorar su cuenta de resultados. “Se trata de aprender cosas que nunca antes supimos”; resume Kyle Nel, director ejecutivo del departamento de innovación de Lowe, para quien era inimaginable hasta hace poco saber con tanta exactitud qué es lo que está sucediendo a las 15,00 horas un día cualquiera.