Desde hace unos años, el uso del Geomarketing en las estrategias de ventas es frecuente porque beneficia a organizaciones de todos los tamaños y pertenecientes a casi todas las industrias. Debido a los resultados positivos alcanzados por las grandes empresas que se han unido a la “fiebre” del Geomarketing, existe un creciente interés por el valor económico y estratégico que proporciona tanto esta herramienta en sí misma como el uso de sistemas GIS (Geographic Information System o Sistemas de Información Geográfica).

Ventajas del Geomarketing en la Estrategia de Ventas

Es lógico que, teniendo en cuenta esto, te estés preguntando, ¿por qué debería implementar el Geomarketing en mi estrategia de ventas? A continuación, te damos 6 motivos para que no dejes de utilizarlo:

  1. Ahorra en costes gracias a una mayor eficiencia

Es posible reducir aquellos costes asociados a la realización de las acciones principales de la empresa e incluso llevar a cabo mejoras en la estrategia general de ventas.

Un buen ejemplo práctico es Sears, que implementó tecnología GIS en sus operaciones de logística. Sears redujo considerablemente el tiempo que se tarda en crear rutas para sus camiones de reparto a domicilio (aproximadamente en un 75%) y se benefició enormemente de la optimización de las rutas (lograron reducir, en un 12% -15%, el tiempo de conducción). La empresa americana mejoró, a su vez, el servicio al cliente, redujo el número de visitas de retorno al mismo lugar de entrega (mejora en la última milla) y programó las citas de manera más eficiente, impactando drásticamente sus ventas.

  1. Mejora la toma de decisiones

El Geomarketing proporciona un mejor conocimiento del comportamiento de los clientes mediante factores geográficos, revelando patrones en función de dónde ocurren las cosas, y esto da acceso a gran cantidad de información sobre tus clientes que puedes utilizar para optimizar la toma de decisiones. Conocer a la perfección el comportamiento y necesidades de tu público objetivo es clave a la hora de aumentar tus ventas. A través del Geomarketing, podrás identificar, entre otras cosas, cuáles de tus clientes suponen una mayor rentabilidad para tu empresa, qué hábitos de compra siguen, quiénes son los más leales, cuáles son sus rutas más comunes, en qué punto exacto se encuentran o, incluso, tener acceso a sus datos sociodemográficos y conocer su estatus económico.

  1. Optimiza la estrategia de expansión

Este punto tiene una relación muy estrecha con el anterior. Gracias al Geomarketing, te será mucho más sencillo identificar dónde se encuentran las mejores ubicaciones para llevar a cabo aperturas de nuevos establecimientos en base a la ubicación de clientes potenciales (calculado sobre el perfilado de tus clientes de mayor valor), ausencia de competencia, presencia de oferta complementaria a tu producto o servicio, etc. Podrás tomar las decisiones más acertadas y reducir considerablemente el riesgo, aumentando así el éxito de tu estrategia de ventas.

  1. No te olvides de tus competidores

Además de monitorizar y optimizar tus ventas, también puedes obtener valiosa información acerca de tus competidores (como la distribución de sus puntos de venta, tipología de personas y/o empresa que están cercanos), lo que te ayudará a encontrar factores a mejorar en tu estrategia e incluso en tus productos o servicios.

  1. La comunicación fluye

El acceso a mapas basados ​​en GIS y visualizaciones ayudan mucho a entender las distintas situaciones por las que pasan nuestros clientes. Esta información mejora la comunicación entre los diferentes equipos que forman parte de una estrategia de ventas, incluyendo al más importante: el público objetivo.

  1. Obtén mayor y mejor feedback

El uso del Geomarketing, a diferencia de otras tecnologías, permite localizar y dirigir los distintos repartos de material publicitario directamente a aquellas zonas donde el consumidor potencial se encuentra activo y tiene mayor tendencia de compra.

Debido a esto, a la empresa le resulta mucho más fácil medir el tipo de impacto y respuesta que su campaña supone y conocer la reacción de sus clientes.